¿Cómo Saber si un par de zapatos es de buena o mala calidad?

Aunque a primera vista puede ser difícil distinguir unos zapatos de buena calidad de unos zapatos con un buen diseño pero malos materiales, construcción y acabados, hay 3 aspectos que hacen la diferencia y pueden ser notados si se presta un poco de atención.

 

La técnica usada para pegar la suela al cuerpo del zapato.

La manera en que la suela está adherida al zapato es una de las maneras más fáciles y determinantes para saber si un zapato es de buena calidad.

En términos generales, los zapatos de buena calidad tienen suelas cosidas con hilo y aguja.  Los zapatos de calidad inferior, normalmente tienen suelas pegadas, más fáciles y baratas de producir, pero que se despegan fácilmente pues resultan en un sellamiento débil. Aunque la suela pegada es ideal para algunos modelos de zapato, pueden acortar la vida útil del zapato al no ser posible reemplazarlas cuando se gastan.

 

La calidad del cuero.

Aunque no sea un curtidor experto, hay maneras de saber si el cuero con el que esta fabricado un zapato es de buena calidad: Busque que el cuero sea suave, consistente y sin manchas o defectos.

 

El material del forro interno del zapato.

Uno de los detalles más importantes para tener en cuenta a la hora de determinar la calidad de un zapato es el forro interno. El nivel de detalle a la hora de construir el zapato se puede conocer introduciendo los dedos dentro del zapato y tocándolo suavemente. El forro interno debe ser liso, suave y sin arrugas. Los forros internos de cuero denotan excelente calidad y hacen que el zapato sea mucho más durable y resistente a los olores.

 

 

 

 

12 zapatos que todo hombre debe tener en su closet.

El hombre promedio tiene 12 pares de zapatos, estos son los esenciales:

1. Oxfords brogues cafés
Tus mejores compañeros. Perfectos para el casual friday, para usar con jeans los fines de semana y para reuniones formales con personas importantes.
2. Oxfords negros con punta cosida.
Ningún evento es muy formal o muy elegante para estos zapatos.
3. Botines formales para usar con vestido.
Estos botines brindan estabilidad y le dan un toque actual a un vestido clásico.
4. Botas casuales.
Botas seguras y cómodas para dar una caminata en el bosque o el parque.
5. Botas de desierto
No tan deportivas como un par de tenis ni tan formales como unos botines formales, son la alternativa ideal para un día casual entre semana.
6. Derbies de punta lisa
Para los momentos que exigen estar bien vestido pero no tan elegante.
7. Mocasines
Zapatos clásicos, casuales y fáciles de poner y quitar.
8. Deportivos minimalistas
Hace unos años el uso de zapatos deportivos estaba limitado para los días libres. Hoy en día las cosas han cambiado y un par de zapatos deportivos minimalistas son perfectos para la oficina, el fin de semana, el bar, etc.
9. Deportivos high tech
Con los requerimientos técnicos para favorecer la práctica de deportes o ejercicio.
10. Deportivos retro
Zapatos deportivos inspirados en diseños clásicos.
11. Espadrilles
Para las vacaciones en la playa y la piscina.
12. Pantuflas suaves y calientes para andar cómodo por la casa.

8 Tips para usar tacones sin dolor

Tacones – No podemos vivir con ellos, no podemos vivir sin ellos. Son esenciales en la mayoría de los closets pero no hay nada peor que ensamblar un outfit increíble para una salida, solo para estar desesperada una hora después por que tus pies palpitan de dolor.
Es la antigua pregunta que cualquier mujer que ama los zapatos se ha hecho en un momento u otro: ¿Cómo usar tacones sin dolor? ¿Es posible? Estamos destinadas a la mentalidad de sonreir y soportar, de por vida en nombre de vernos y sentirnos fantásticas? La respuesta es que un fabuloso par de tacones altísimos y pies sin dolor no son mutuamente excluyentes.

La experta en podiatra Dr. Catherine Moyer, nos entrega ocho tips para continuar usando zapatos con estilo sin pagar el doloroso precio. 

1. Asegúrate de estar usando zapatos de la talla adecuada. En principal error que cometen las mujeres es no usar zapatos de la talla adecuada para sus pies. El tamaño de tus pies cambia con los años, incluso una talla o dos, especialmente después de tener hijos. Toma la medida de tus pies una vez al año, no solo a lo largo sino a lo ancho.

2. Edúcate sobre tu tipo de pie. Conoce tus pies. Un podiatra puede ayudarte a conocer qué tipo de pie tienes y en que situación están. Si no piensas visitar al podiatra hay un par de maneras para averiguar si tienes pie plano o un pie con arco alto: humedece tu pie y párate sobre un pedazo de papel. Esa impresión te mostrará si tu pie se apoya plano sobre el piso o si tu arco es alto. El conocer el tipo de pie de una persona, permite entender por qué sienten dolor.

3. Entre más ancho el tacón, mejor.
Evita los tacones muy delgados, como stilettos, pues hacen que el pie esté inestable. Algunas veces el vestido va a necesitar un stiletto y esta bien usarlos como algo ocasional, pero si quieres usar tacones todos los días, considera usar zapatos con tacones “chunky” o gruesos para que tus pies y piernas estén más estables, seguros y saludables.

4. Evita los zapatos de tacón con suelas muy delgadas y opta mejor por suelas de plataforma.
Las suelas muy delgadas casi siempre causar dolor en la planta del pie. Si eliges suelas gruesas o con un poco de plataforma, estas absorberán un poco de la presión que ejercen tus pasos en la planta del pie. También ayuda si las suelas estén hechas de un material acolchonado que absorba la presión.

5. Toma descansos
Quítate los zapatos de tacón varias veces durante el día y estira y flexiona los pies y tobillos.

6. Estira tus pies y quítate los zapatos.
Los estiramientos que hagas deben enfocarse en el frente de los pies y en los tobillos, como apuntar los dedos de los pies hacia el frente y abajo, y tirar tus pies hacia arriba con una correa para estirar el tendón de Aquiles y los músculos de la pantorrilla. Después de lado a lado hacia el centro y afuera de los pies.

7. Elige zapatos con más cobertura en la parte superior.
Entre más cerrados sean los zapatos, mejor. Algunas veces las botas o botines son zapatos con tacón que puedes usar todo el día sin sentir tanto dolor y sin hacerle tanto daño a tus pies. En climas cálidos puedes optar por zapatos con correas gruesas en los tobillos o una correa gruesa a través del empeine. Si eres propensa a la fricción y a las ampollas, los estilos con más cobertura superior son los recomendados para ti.

8. Prueba los insertos para zapatos.
En el mercado encuentras varias opciones de insertos para zapatos de tacón. Son conocidos como metatarsales o almohadillas para la bola del pie. Hay almohadillas  en forma de ovalo para poner bajo la bola del pie, usualmente hechas de gel de silicona, hechas para combatir la irritación en esta parte de los pies, especialmente si esta hecha de silicona, mantendrá tus pies más estables en el zapato y si tus pies no están resbalándose hacia adelante, estarán protegidos de la fricción y las ampollas.
Read more: http://stylecaster.com/high-heels-pain/#ixzz4g7rRCmk8

Los 10 zapatos que necesitas para ir a la oficina

1 Stilettos clásicos negros
Son la letra ‘A’ del abecedario de básicos para ir a la oficina. Discretos, versátiles y resolutivos –como el más ejemplar de los trabajadores, al fin y al cabo–, los stilettos clásicos de color negro no tienen margen de error y esa virtud, tratándose de business, es imprescindible.

2 Botines todoterreno
Es difícil encontrarlos, pero cuando lo haces, son para toda la vida. Los botines incombustibles –esos que puedes llevar con falda, jeans y pantalón sastre con el mismo resultado: pura perfección– son otra de las piezas claves para construir el perfecto look de una working girl.

3 Bailarinas con un twist
Antes de nada, una aclaración: sí, los zapatos planos también son para ir a la oficina. Eso sí, deben compensar la ausencia de tacón con un perfil sofisticado, elegante, sobrio y súper carismático. Y esta temporada, el modelo que mejor encaja con esa descripción, son las bailarinas atadas.

4 Salones de color nude
Los salones de color nude son la antítesis de los stilettos negros: su abanico de posibilidades y combinaciones es igual de amplio, pero aumentan el espectro de color dulcificando cualquier look.

5 Sandalias sofisticadas
Una reunión importante, un evento, una fiesta institucional… Vale, de acuerdo, no son muchas las ocasiones festivas en el calendario laboral, pero cuando éstas llegan mejor optar por el camino más sofisticado y minimal posible (y un poco sexy, por qué no decirlo): las sandalias negras con carácter.

6 Botas neutras
Las botas de caña alta en clave working girl también tienen un manual de uso muy concreto: mejor que sean justo por debajo de la rodilla (olvida las leggings boots y las mosqueteras), de un color indeterminado que encaje con casi todo (el camel y el gris son los más versátiles) y con un tacón accesible. En resumen: las botas altas están permitidas pero siempre y cuando mantengan un perfil bajo.

7 Zapatos de tacón rojos
Porque hasta las oficinas más grises necesitan de vez en cuando una dosis extra de color y el rojo siempre, siempre es una buena idea. Así que la respuesta es sí: unos zapatos de tacón carmesí (a tono con tu barra de labios favorita) también están permitidos.

8 Zapatos masculinos
Los zapatos masculinos –y en esta categoría están incluidos los mocasines y los Oxford– son perfectos para los viernes casuales y esos días (que los hay) cuya jornada se extiende más de normal. De acuerdo, puede que sean un poco estrictos, pero tienen tanto carisma que están perfectamente justificados.

9 Mary Janes con un toque de fantasía
¿Puede entrar la fantasía en la oficina? Si es romántica, un poco naïf y está dosificada, sí. Y las Mary Jane cumplen con todos estos requisitos de principio a fin.

10 Sandalias estampadas
Y, como hasta las working girls más estrictas a veces se relajan (en la fiesta de Navidad de la empresa, en una cita de negocios con una vieja conocida, en una presentación de prensa…), también necesitan una (controlada) dosis de locura. Y, en cuestión de zapatos, esto se traduce en unas sandalias con un estampado inesperado. Y todo vale, desde el leopardo más salvaje, hasta los patrones más arty.

Tomado de http://www.vogue.es/moda/tendencias/galerias/los-10-zapatos-que-necesitas-para-ir-a-la-oficina-este-otono-invierno/12211

Tendencias en zapatos 2017

Para ayudarte a planear tu guardarropa para el año que comienza, te presentamos una guía de las 40 principales tendencias que se observaron en las pasarelas Primavera-Verano 2017.

2017 llega con una flexible mezcla de elementos que va a facilitar la expresión de la personalidad y el estado de animo, por medio de la moda. Mezcla de décadas, lo deportivo, lo casual y lo formal, vintage y futurismo, lo trashy y lo chic. En los zapatos, se traduce como mezcla de elementos como plataformas, tacones kitten, correas, hebillas, cordones y detalles, pero sobretodo, todo tipo de texturas.

Estas son las principales 40 tendencias para 2017:

1. Zapatos puntudos
2. Dedos descubiertos o peep toes
3. Correas múltiples
4. Correas grandes
5. Zapatos de tacón con medias
6. Zapatos con cordones
7. Correas en los tobillos
8. Suelas gruesas en zapatos tipo gótico con plataformas
9. Tipos diferentes de cuero
10. Gamuza y ante
11. Toques de terciopelo
12. Lentejuelas
13. Texturas reptiles
14. Plumas tipo Marabou
15. Plataformas
16. Botas tipo David Bowie
17. Tacones kitten
18. Tacones tipo escultura
19. Tacones gruesos
20. Tacones de madera
21. Tacones cuadrados
22. Botines a media caña
23. Botines tobilleros
24. Botas hasta la rodilla
25. Botas arriba de la rodilla
26. Zapatos de fiesta con detalles femeninos
27. Estampados
28. Calzado bicolor
29. Inspiración botas vaqueras
30. Slingbacks
31. Estampados de felinos
32. Metálicos
33. Zapatos con aberturas o escotes
34. Detalles de pieles peludas
35. Botines destalonados
36. Zapatos de malla
37. Taches grandes y pequeños
38. Zapatos y medias del mismo color
39. Zapatos con toques masculinos
40. Diseños inesperados

Basado en http://www.fashionisers.com/trends/fall-winter-2016-2017-shoe-trends/

Pisos gordos o plataformas: la alternativa cómoda a los stilettos

Las plataformas o pisos gordos son zapatos que tienen suelas más gruesas de lo normal. La principal diferencia entre los zapatos de tacón alto y las plataformas, es que las plataformas tienen una altura más pareja a lo largo del zapato, mientras que los tacones altos le imponen al pie un ángulo que, dependiendo de la altura del tacón, puede llegar a causar dolores e incluso problemas de salud, cuando se usan por periodos largos de tiempo.
Hay evidencias del uso de zapatos con plataformas desde la antigua Grecia, dónde algunos personajes teatrales las usaban para papeles que requerían estatura. Fue en los años 70 y 80 cuando realmente ganaron popularidad al ser usados por músicos pop de rock, funk y disco. Muy pronto los fans seguían la tendencia de sus ídolos y adoptaron la moda de los zapatos con plataforma.
Hoy en día se puede encontrar versiones con plataformas de casi cualquier tipo de zapato y se han convertido en los favoritos de muchas mujeres pues ofrecen los beneficios visuales y anímicos de los zapatos de tacón alto, sin los riesgos y el esfuerzo que implica caminar en stilettos. Si las plataformas son muy altas no es recomendable usarlas por periodos largos de tiempo, ni manejar automóviles pues es difícil medir la fuerza que se le imprime a los pedales cuando se lleva este tipo de zapato.
La recomendación, si quieres llevar plataformas altas por periodos largos de tiempo, es alternar su uso con zapatos sin tacón como unas Pretty Ballerinas.

Estar cómoda esta de moda.

Bloggers, fashionistas, socialites y mujeres de todo el mundo, están dejando de lado sus stilettos y reemplazándolos por zapatos cómodos, que les den la seguridad y comodidad que necesitan para llevar a cabo las múltiples tareas que deben llevar a cabo día a día. Es por eso que hoy en día los Oxfords son protagonistas en los closets de mujeres de todas las edades, profesiones y estilos.

Tip: Los Oxfords también son conocidos como Balmoral y en Francia se llaman Richelieu.

Los Oxfords son zapatos de piel, cerrados con cordones sobre el empeine, que pueden tener, o no, perforaciones decorativas. Reciben su nombre de la Universidad de Oxford y se originaron en los closets masculinos de Irlanda y Escocia. En 1800 llegaron a América y se volvieron populares en los closets de las mujeres, junto con otras prendas que hasta el momento eran exclusivas del closet masculino, como blazers, slacks, camisas con cuello y corbatas.

Tip: Complementa tus Oxfords con accesorios delicados para un look más femenino.

En un par de Oxfords se concentran la magia de la moda, el brillo del intelecto, lo chic de lo femenino y la fuerza de lo masculino y por eso son el complemento ideal para un look formal de negocios, un look casual y relajado, con jeans y camiseta para el fin de semana, o con vestido corto o falda larga para salir con tus amigas.

Tip: Usa pantalones, leggings o medias pantalón del mismo color de tus Oxfords y lucirás más delgada y alta.

Encuentra con descuento en nuestra tienda de el Centro Comercial El Retiro  una colección de Oxfords hechos a mano en España con los mejores materiales y suelas de goma, flexibles y livianas.

 

 

GUÍA PRÁCTICA PARA COMPRAR ZAPATOS

Comprar zapatos es considerado por muchos como una actividad divertida e incluso terapéutica, pero para algunos es un momento definitivo que incluso puede llegar a generar ansiedad. En esta guía encuentras algunos elementos para tener en cuenta a la hora de salir a comprar zapatos, ya sea por necesidad o por placer, eliminando los riesgos que te pueden generar ansiedad para que sea una actividad placentera, de indulgencia.

1Lo primero que debes tener claro es el uso que le vas a dar a tus nuevos zapatos.
1.Quieres nuevos zapatos para ir a la oficina? Necesitas zapatos para caminar en la ciudad? Necesitas unos zapatos para una fiesta de gala? Por ejemplo, si vas a comprar zapatos para caminar, debes elegir unos zapatos livianos, flexibles y respirables y con talón confortable.

2. Es importante identificar si tus pies tienen necesidades especiales. Por ejemplo,los pies planos necesitan control en el tacón y más soporte, y los pies con arcos pronunciados necesitan piso acolchado y absorción de golpe y ambas condiciones se pueden aliviar con las plantillas adecuadas.

3.Pídele a alguien que tenga experiencia comprando zapatos y que conozca tus gustos, que te acompañe. Si tienes dudas en el proceso, puedes pedir su opinión.

4. Lleva un par de medias limpias del mismo tipo que usarías con los zapatos que estas buscando.

5. Espera las últimas horas de la tarde para medirte zapatos, cuando tus pies se han expandido al máximo.

6. Al medirte un par de zapatos:

  • Pruébate los dos zapatos.
  • Amárrate los zapatos, si son de amarrar.
  • Párate firmemente, repartiendo el peso de tu cuerpo en ambos pies.
  • Agáchate y presiona la punta del zapato con tus dedos para verificar que tu
    pie tenga al menos un centímetro para moverse al caminar.
  • Camina algunos pasos para determinar como se sienten los zapatos.
  • Asegúrate de que se sientan firmes y seguros, pero no apretados.

7. No compres zapatos pensando que van a ceder. Compra zapatos que te queden bien desde el principio.

8. Si es posible, da algunos pasos en piso duro y otros en tapete, para comprobar como se comportan los zapatos en diferentes pisos.

9. Examina con tus manos y tus pies el interior de los zapatos para comprobar que no tengan costuras o bordes que puedan hacerle daño a tus pies.

10. Verifica la calidad de las suelas. Asegúrate de que sean livianas y flexibles, pero fuertes para proteger tus pies de objetos cortantes o puntudos que pueda haber en el piso.

11. Debes poder doblar el zapato con tus manos hasta el mismo ángulo que hacen tus pies al caminar.

 

EL ZAPATO DE LA TALLA PERFECTA

No te aferres a una talla de zapatos. Las diferentes marcas y los diferentes países tienen diferentes hormas que pueden hacer que la talla de tu zapato varíe de uno a otro, de manera que aunque puede ser una guía o un punto de inicio, la tarea de escoger unos zapatos cómodos con los que te sientas seguro y que , va mas allá de la talla. Factores como el embarazo o el sobrepeso, pueden hacer crecer tus pies . Si últimamente sientes mas apretados tus zapatos favoritos, es mejor que busques unos nuevos de una talla más grande, pues es muy probable que tus pies no vuelvan a su talla original.

TIPS:

  1. Espera las ultimas horas de la tarde para ir a medirte zapatos.
  2. Asegúrate de poder mover todos los dedos del pie dentro del zapato.
  3. A la hora de medirte los zapatos, párate firmemente con el peso repartido en los dos pies y presiona la punta suavemente con tus manos. Debes sentir que el pie tiene aproximadamente 1 cm para moverse al caminar.
  4. La talla no depende solamente del largo del pie, sino también del ancho. Si un zapato se siente apretado, puede que no solamente sea muy corto, sino que necesites un zapato más ancho.
    Si uno de tus pies es más grande que el otro, compra el par de zapatos de la talla que se ajusta mejor al pie más grande y ponle una plantilla al pie más pequeño.
  5. No compres zapatos esperando que cedan. Compra zapatos que te queden bien y se sientan cómodos desde el principio.

TACONES PARA TODAS!

ursula mascaro

PLATAFORMAS

Se caracterizan por suelas altas que elevan el frente del pie manteniendo mínima la severidad del ángulo del pie y el tacón. Si las plataformas vienen tienen tacones gruesos son más estables que si están en zapatos con tacones stilettos.

 

TACONES GRUESOS O CHUNKY

El tipo de tacones que elijas va a tener incidencia en tu comodidad, básicamente, entre más grueso el tacón mejor, pues los tacones mas gruesos son más estables, más seguros y por lo tanto, más cómodos.

 

TACONES GATITA O KITTEN

Son tacones bajitos, cortos y delgados de entre 3.5 cm. y 5 cm. Normalmente tienen una curvatura en la base del talón. Se dice que este estilo fue popularizado por Audrey Hepburn durante los años 50.

 

STILETTOS

Los stilettos se caracterizan por ser sexys y empoderar a quién los lleva. Son tacones largos y delgados, de al menos 5 cm., encontrados usualmente en botas, botines y zapatos para mujer. Su nombre proviene de un tipo de daga: la daga stiletto. Los tacones stilettos originales italianos, eran delgadísimos y tenían en el centro un tallo de hierro para poder soportar el peso del cuerpo en un área tan delgada, sin partirse. Los stilettos no son recomendables para caminatas o para actividades que impliquen permanecer de pie o caminar sobre superficies blandas o irregulares.