¿Cómo Saber si un par de zapatos es de buena o mala calidad?

Aunque a primera vista puede ser difícil distinguir unos zapatos de buena calidad de unos zapatos con un buen diseño pero malos materiales, construcción y acabados, hay 3 aspectos que hacen la diferencia y pueden ser notados si se presta un poco de atención.

 

La técnica usada para pegar la suela al cuerpo del zapato.

La manera en que la suela está adherida al zapato es una de las maneras más fáciles y determinantes para saber si un zapato es de buena calidad.

En términos generales, los zapatos de buena calidad tienen suelas cosidas con hilo y aguja.  Los zapatos de calidad inferior, normalmente tienen suelas pegadas, más fáciles y baratas de producir, pero que se despegan fácilmente pues resultan en un sellamiento débil. Aunque la suela pegada es ideal para algunos modelos de zapato, pueden acortar la vida útil del zapato al no ser posible reemplazarlas cuando se gastan.

 

La calidad del cuero.

Aunque no sea un curtidor experto, hay maneras de saber si el cuero con el que esta fabricado un zapato es de buena calidad: Busque que el cuero sea suave, consistente y sin manchas o defectos.

 

El material del forro interno del zapato.

Uno de los detalles más importantes para tener en cuenta a la hora de determinar la calidad de un zapato es el forro interno. El nivel de detalle a la hora de construir el zapato se puede conocer introduciendo los dedos dentro del zapato y tocándolo suavemente. El forro interno debe ser liso, suave y sin arrugas. Los forros internos de cuero denotan excelente calidad y hacen que el zapato sea mucho más durable y resistente a los olores.

 

 

 

 

Share this post
  , , ,