Los 10 zapatos que necesitas para ir a la oficina

1 Stilettos clásicos negros
Son la letra ‘A’ del abecedario de básicos para ir a la oficina. Discretos, versátiles y resolutivos –como el más ejemplar de los trabajadores, al fin y al cabo–, los stilettos clásicos de color negro no tienen margen de error y esa virtud, tratándose de business, es imprescindible.

2 Botines todoterreno
Es difícil encontrarlos, pero cuando lo haces, son para toda la vida. Los botines incombustibles –esos que puedes llevar con falda, jeans y pantalón sastre con el mismo resultado: pura perfección– son otra de las piezas claves para construir el perfecto look de una working girl.

3 Bailarinas con un twist
Antes de nada, una aclaración: sí, los zapatos planos también son para ir a la oficina. Eso sí, deben compensar la ausencia de tacón con un perfil sofisticado, elegante, sobrio y súper carismático. Y esta temporada, el modelo que mejor encaja con esa descripción, son las bailarinas atadas.

4 Salones de color nude
Los salones de color nude son la antítesis de los stilettos negros: su abanico de posibilidades y combinaciones es igual de amplio, pero aumentan el espectro de color dulcificando cualquier look.

5 Sandalias sofisticadas
Una reunión importante, un evento, una fiesta institucional… Vale, de acuerdo, no son muchas las ocasiones festivas en el calendario laboral, pero cuando éstas llegan mejor optar por el camino más sofisticado y minimal posible (y un poco sexy, por qué no decirlo): las sandalias negras con carácter.

6 Botas neutras
Las botas de caña alta en clave working girl también tienen un manual de uso muy concreto: mejor que sean justo por debajo de la rodilla (olvida las leggings boots y las mosqueteras), de un color indeterminado que encaje con casi todo (el camel y el gris son los más versátiles) y con un tacón accesible. En resumen: las botas altas están permitidas pero siempre y cuando mantengan un perfil bajo.

7 Zapatos de tacón rojos
Porque hasta las oficinas más grises necesitan de vez en cuando una dosis extra de color y el rojo siempre, siempre es una buena idea. Así que la respuesta es sí: unos zapatos de tacón carmesí (a tono con tu barra de labios favorita) también están permitidos.

8 Zapatos masculinos
Los zapatos masculinos –y en esta categoría están incluidos los mocasines y los Oxford– son perfectos para los viernes casuales y esos días (que los hay) cuya jornada se extiende más de normal. De acuerdo, puede que sean un poco estrictos, pero tienen tanto carisma que están perfectamente justificados.

9 Mary Janes con un toque de fantasía
¿Puede entrar la fantasía en la oficina? Si es romántica, un poco naïf y está dosificada, sí. Y las Mary Jane cumplen con todos estos requisitos de principio a fin.

10 Sandalias estampadas
Y, como hasta las working girls más estrictas a veces se relajan (en la fiesta de Navidad de la empresa, en una cita de negocios con una vieja conocida, en una presentación de prensa…), también necesitan una (controlada) dosis de locura. Y, en cuestión de zapatos, esto se traduce en unas sandalias con un estampado inesperado. Y todo vale, desde el leopardo más salvaje, hasta los patrones más arty.

Tomado de http://www.vogue.es/moda/tendencias/galerias/los-10-zapatos-que-necesitas-para-ir-a-la-oficina-este-otono-invierno/12211

Share this post
  , , , , , , , , ,