EL ZAPATO DE LA TALLA PERFECTA

No te aferres a una talla de zapatos. Las diferentes marcas y los diferentes países tienen diferentes hormas que pueden hacer que la talla de tu zapato varíe de uno a otro, de manera que aunque puede ser una guía o un punto de inicio, la tarea de escoger unos zapatos cómodos con los que te sientas seguro y que , va mas allá de la talla. Factores como el embarazo o el sobrepeso, pueden hacer crecer tus pies . Si últimamente sientes mas apretados tus zapatos favoritos, es mejor que busques unos nuevos de una talla más grande, pues es muy probable que tus pies no vuelvan a su talla original.

TIPS:

  1. Espera las ultimas horas de la tarde para ir a medirte zapatos.
  2. Asegúrate de poder mover todos los dedos del pie dentro del zapato.
  3. A la hora de medirte los zapatos, párate firmemente con el peso repartido en los dos pies y presiona la punta suavemente con tus manos. Debes sentir que el pie tiene aproximadamente 1 cm para moverse al caminar.
  4. La talla no depende solamente del largo del pie, sino también del ancho. Si un zapato se siente apretado, puede que no solamente sea muy corto, sino que necesites un zapato más ancho.
    Si uno de tus pies es más grande que el otro, compra el par de zapatos de la talla que se ajusta mejor al pie más grande y ponle una plantilla al pie más pequeño.
  5. No compres zapatos esperando que cedan. Compra zapatos que te queden bien y se sientan cómodos desde el principio.
Share this post



Deja un comentario